Tesla Cyberquad ATV Red Si el runner es un atleta exigente, será de los que ponen en marcha el crono para intentar mejorar su tiempo e incluso interesarse por el ritmo cardíaco que ha tenido durante la marcha. ¿Te ha dado tiempo a deshacerte de eso? En todo este tiempo ha intentado quitarse la vida en varias ocasiones. Aun así, en la mayoría de ocasiones los criterios encuentran un punto en común, pero cuando aparece un conflicto, el área de Competiciones de LaLiga interviene para busca una alternativa. Entre las primeras, todo un icono, la empresaria y socialite neoyorquina Iris Apfel, que ya ha cumplido los cien años.»Me inspira muchísimo porque es una curranta. A veces hay un tufillo muy snob entorno a la moda, parece que a la gente le viene de cuna y que no se dedican a nada más. Ella es divertidísima y tiene una vitalidad asombrosa», asegura. También la inspiran las mujeres, y hombres, camisetas futbol baratas que le han servido como referentes.

Free photo medium shot people at work holding color palette A esta hora, el mediodía del lunes, debía estar delante de uno de esos ordenadores, junto a sus compañeros, Álvaro Prieto, el joven de 18 años que desapareció el pasado jueves y del que no se tenían noticias desde entonces, como si se lo hubiera tragado la tierra. El juzgado pone fin a la instrucción del caso y el fiscal pide 18 años para cada uno de los padres por asesinato. El caso se desencadenó cuando el cuerpo sin vida de la pequeña apareció en una pista forestal de Teo, en las afueras de Santiago de Compostela. Que consumió altas dosis de sedante en julio y en las horas previas a su muerte. La noche del 21 septiembre Rosario Porto y Alfonso Basterra denuncian la desaparición de su hija, Asunta Yong Fang, una niña de 12 años de origen chino, adoptada por el entonces matrimonio, que después se separó, cuando apenas tenía un año.Tres horas más tarde, dos viandantes hallan el cadáver de Asunta en una pista forestal cercana a un chalet propiedad de Porto. En octubre, los análisis toxicológicos revelan dosis elevadas de ansiolítico en el cadáver de Asunta. Una psiquiatra revela que Porto tenía deseos de morir en 2009. A finales de octubre, se conoce el veredicto del jurado que considera culpables a los padres.

Además de que “no todas las mujeres trans son altas, grandes, gigantes y tienen una musculatura tremenda. En pocos días, las autoridades arrestan a Porto y Basterra, que son imputados de un presunto delito de homicidio por “las incongruencias y ambigüedades”, así como por las “versiones contradictorias” en sus declaraciones. “Las mujeres trans no eligen ser trans, entre otras cosas porque es un colectivo discriminado y perseguido. En verano trasciende que Basterra almacenaba en su portátil material erótico y pornográfico de mujeres asiáticas. Depende, como hay hombres y mujeres grandes y pequeños”. Una forma de volver a las esencias: el fútbol sin gilipolleces; sujeto, verbo y predicado; orden y distribución; jugar fácil como algo difícil de ver. Pero no solo las emisiones de fábricas, aviones y coches perjudican al medio ambiente: también la ropa que vestimos tiene un efecto sobre el planeta. Además, el lavado de los materiales sintéticos necesarios para la producción de ropa genera 500.000 toneladas de microfibras que terminan en los océanos. Zapatillas y camisetas con productos reciclados, extraídos de los océanos y las costas, camisetas de futbol iniciativas para reducir el impacto medioambiental de su fabricación o carreras de concienciación son algunas de las acciones lanzadas por las grandes compañías en los últimos años para acercarse a un público más concienciado.

Este sector representa además el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, una cifra superior a la suma de las emisiones generadas por los aviones y los barcos de mercancías. La industria textil es una de las mayores culpables del desperdicio de agua a nivel mundial, según indican diversos estudios elaborados por la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Luis Maura narra en su novela Niño santo (Editorial Dos Bigotes), las dificultades de un menor que es acosado en el colegio, donde se siente diferente al resto de sus compañeros. Pero lo peor de todo es que esa normativa que se aplica a la élite del deporte cae en cascada hacia el deporte amateur “y eso no ayuda a las familias cuando a su niño trans de 8, 9 u 11 años no le dejan competir en categoría de género sentido porque tiene una ventaja competitiva y eso sí que es un drama, porque el deporte a esas edades deberían de ser otra cosa: espacios de socialización de educación, de salud…